El fenómeno de los transportines a medida para tus perros de caza

/, Caza/El fenómeno de los transportines a medida para tus perros de caza
5 (100%) 2 votes

Los cazadores esperan que este 2019 sea el año de la caza y Moburban Sostenible va a contribuir a esta pujanza ampliando la oferta de transportines de caza a medida de cada vehículo, que se adaptan a las necesidades concretas de cada conductor y que ya se ha convertido en un fenómeno en el sector de la cinegética.

El éxito de nuestros cajones de transporte para los perros de caza radica en la suma de varios factores.

¿Qué hace especiales a los transportines de caza de Moburban?

  • Además de producirlos a la medida de cada coche, los cajones de caza pueden llevar diferentes sistemas de cierre: puertas correderas, basculantes.
  • La comodidad la mascota y el conductor porque se anclan fácilmente al vehículo y ofrecen mucha estabilidad.
  • El material con el que están fabricados, polipropileno, muy resistente y estable, facilita enormemente la higiene y proporciona un gran confort.
  • Y el perro se siente más seguro porque va más cerca de su propietario que cuando viaja en el remolque.
  • Podemos darte más detalles. Solo tienes que llamarnos.

Son todas éstas condiciones muy importantes para que el perro pueda cumplir con su cometido. Pero hay más a tener muy en cuenta para que el perro goce de una excelente forma física y resistencia para no decaer en su labor.

Para que nuestro perro de caza pueda rastrear con facilidad una presa mientras disfrute del lance sin ceder al cansancio o al aburrimiento, es preciso que haya tenido un buen entrenamiento.

Moburban Sostenible incrementa su oferta de transportines para caza a medida del vehículo

¿Cómo se adiestra a un perro de caza?

  • Acostumbrándole a hacer ejercicio físico
  • Acompañándolo mientras se lleva a cabo la actividad física para que el can cree un vínculo con el propietario.
  • Utilizando órdenes de mando cortas.
  • Empleando la técnica de la recompensa, nunca la del castigo.
  • Teniendo siempre presente que los perros siempre están predispuestos a aprender.
  • Observándolos mucho porque un perro siempre sabe lo quiere y lo expresa.
  • Y respetando sus rutinas.

Si llevas a cabo estas rutinas de manera regular, alcanzarás el objetivo de que tu perro esté sano, mentalmente equilibrado y vea a su propietario como su único dueño y le profese obediencia, factor clave en la actividad de la caza.

El periodo del entrenamiento es posterior al de la socialización, que es muy importante que el cachorro conozca su nueva manada, los humanos, así como su nuevo entorno. sin embargo, tiene sus peculiaridades. La sociabilizaciónincumbe a todo lo que sucede durante los tres primeros meses de vida del cachorro y que van a marcar en gran medida su carácter y forma de ser.

La socialización de un perro de presa

Esta fase es común al conjunto de los perros y es imprescindible para que se relacionen de una manera natural con las personas que le van a rodear o con las que va a convivir el resto de su vida.

Pero a diferencia de las mascotas domésticas o entrenadas para otras actividades, los perros de caza tienen que habituarse a los disparos. Hay que prevenirlos. De esta forma, el cachorro no presentará ningún problema de miedos o traumas al disparo, Por ello, es recomendable exponerlos desde pequeños a ruidos similares.

Paseos y comida con ruidos

Pasear al cachorro por la ciudad es lo ideal, con ruidos de coches, de motos, bullicio… Al principio se asustará, pero para eso está su dueño, para aportarle tranquilidad y seguridad.

La hora de comer también es un momento importante en la socialización de un perro de caza. Lo mejor tener un recipiente metálico, para dejarlo caer desde cierta altura, que haga ruido. Si el cachorro se asusta, le echamos su ración de pienso y lo tranquilizamos, en poco tiempo ese estruendo metálico le hará entusiasmarse porque lo hemos condicionado a crear la asociación ruido=comida.

Más adelante, cuando el cachorro tenga sobre los cinco o seis meses, debemos ya comenzar a utilizar una detonadora (que a nadie se le pase por su mente utilizar petardos, ya que he visto varios casos de miedo a los tiros por petardo). Si no se tiene detonadora es mejor utilizar globos inflados y estallarlos.

Pero antes de poner tu perro a prueba en un escenario real, de caza, es aconsejable simular una práctica, de la manera más real. Es un buen ejercicio para que el perro puede desempeñarse bien durante la caza.

Como ves, son consejos fáciles de llevar a cabo; solo es necesario un poco de paciencia porque los resultados merecen la pena y no se harán esperar.